Todo ello después de que en el pleno extraordinario celebrado en el día de hoy, el pleno no haya aprobado las cuentas generales de 2016, por la abstención de IU, CSSP, Ciudadanos, y el voto en contra del Partido Popular.
Los partidos mantienen así las mismas posturas que en el último pleno ordinario celebrado en julio, algo que no impedirá, como ha puesto de manifiesto la portavoz del grupo municipal socialista, Maribel Tocón, que dichas cuentas sean remitidas al Tribunal de Cuentas para que sean fiscalizadas de manera externa.