Se trata de un proyecto de la beca Emergent de Torremolinos impulsado por David Crespo, artista de la beca y que ha “enfrentado” en un partido de fútbol a lesbianas y a travestis. Con ello pretende denunciar el machismo y la lgtbifobia imperante en el mundo del deporte, y en países como Rusia, país organizador de los próximos mundiales de fútbol.