La Próxima apertura de cuatro quirófanos en el nuevo hospital del Guadalhorce, ha hecho cuestionar como se va a cubrir el personal sanitario. Una situación que UGT no quiere que se solucione con el cierre de las salas de operaciones del Hospital Marítimo, trasladando al personal al Guadalhorce. El sindicato teme que se lleve a cabo ese traslado de personal ante la inactividad en salas quirurgícas y especialidades.