El Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso acogió a numerosos niños y niñas de entre 5 y 10 años en un taller de crecimiento personal muy especial donde realizaron cuentacuentos, juegos y un taller de dibujo entre otras cosas.