Unos hechos que han sido denunciados por el Partido Popular que también se personará como acusación popular.
Los populares denuncian presuntas irregularidades en un contrato con una empresa proveedora de sistemas semafóricos valorado en más de 65.000 euros y que, según el PP, el equipo de gobierno habría fraccionado por importes inferiores a contrato menor para evitar así un procedimiento abierto a la libre concurrencia. Una contratación frente a la que se presentó reparo en el pasado por parte del área municipal de intervención.
Un asunto éste al que también ha respondido el PSOE que ha insistido en que el Alcalde, José Ortiz, y la Teniente de Alcalde, Maribel Tocón, acuden voluntariamente al juzgado para presentar toda la documentación sobre este asunto.