Las parroquias de San Miguel y Santa María del Mar han celebrado su tradicional fiesta del verano que ha contado con el patrocinio del Ayuntamiento y la fundación Unicaja. Los asistentes han podido disfrutar durante dos jornadas, viernes y sábado, del gran ambiente vivido en esta celebración cuya recaudación irá destinada a Cáritas.