El sábado un hombre holandés de origen magrebí recibía siete disparos mientras cenaba en un conocido restaurante del Bajondillo. La víctima, que posteriormente falleció, estaba vinculada al hallazgo hace un mes de artefactos explosivos en Marbella, por lo que pasó varias semanas en la cárcel de donde salió tras abonar una fianza. Hoy la Secretaria General del Sindicato Unificado de Policía en Andalucía, Mariló Valencia, llamaba a la tranquilidad de los vecinos ante un hecho puntual y hablaba de ajuste de cuentas.