Una medida anunciada desde el equipo de Gobierno, a través de las delegaciones de personal y hacienda, y que responden a necesidades presupuestarias y a «una mayor racionalización de los servicios públicos» como así ha explicado la concejala de hacienda, Maribel Tocón, que ha recordado que la liquidación de las cuentas municipales de 2018 han arrojado, a estas alturas del año, un gasto «muy alto» en materia de personal o de empresas municipales.

Dichas horas extras podrán ser devueltas a través de horas de descanso, una medida ésta criticada desde sindicatos como el CSIF, que en una reunión urgente celebrada hoy con demás fuerzas sindicales del ayuntamiento, han acordado solicitar una reunión con el equipo de gobierno para conocer la situación económica real del Ayuntamiento.