Como ya ocurriera con las cuentas de 2016, el Ayuntamiento de Torremolinos ha liquidado las cuentas de 2017 con beneficios que en este caso han sido de más de 14 millones de euros que se destinarán al pago de la deuda. Tras conocerse la noticia, el exalcalde Pedro Fernández Montes, a través de las redes sociales, ha manifestado que se trata de un “artificio contable” y que es mentira que sirva para reducir deuda. Hoy la primera teniente de alcalde y concejala de economía y hacienda, Maribel Tocón, contestaba a estas declaraciones.