La Cabalgata de Reyes Magos en Torremolinos discurrió sin ninguna incidencia. La lluvia respetó a sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar que pudieron saludar a todos los niños y niñas de la localidad, repartiendo a lo largo del recorrido muchos caramelos y por primera vez peluches que hicieron las delicias de los más pequeños.