Torremolinos homenajeó por todo lo alto a Gregorio Sánchez, “Chiquito de la Calzada”. Un acto que se dividió entre el hotel Cervantes y posteriormente en el tablao “Pepe López”, donde durante muchos años Chiquito trabajó como cantaor y palmero.

Al homenaje acudieron numerosos artistas que actuaron también en este homenaje.